En La Mediterránea, artesanía y tecnología trabajan en la misma dirección. El tradicional soplado de vidrio encaja perfectamente con los procesos de fabricación totalmente informatizados. ¿Podríamos estar más informatizados? Sin duda, pero los resultados nunca podrían ser los mismos. El equilibrio entre ambos mundos es uno de nuestros grandes “secretos”.

En La Mediterránea no nos conformamos con decir que respetamos el medioambiente. Además, lo hacemos. Y lo hacemos produciendo piezas a partir de vidrio 100% reciclado y solidarizándonos con los planes de ahorro energético. Esta política es perfectamente compatible con la expansión y rentabilidad de la empresa y, sobre todo, con la calidad de nuestros productos.